La falda consiste de dos mitades de camisas de caballero. Es talla única gracias a la goma. La falda se puede llevar de tres maneras: en la cadera, en la cintura y justo por debajo del pecho. Póntela como más te gusta o como mejor te queda. Si te la pones una vez de una manera y otra vez de otra manera, tienes más variación y no te cansas de ella. El material es una mezcla de poliéster y algodón. Este tipo de mezclas son difíciles de reciclar. Por eso es más ecológico de darles una segunda vida.